Vicente Paloma | Ecografía Facial | Medicina EstéticaMediante una ecografía facial se aplican ondas acústicas en los tejidos faciales que nos proporciona información muy útil a cerca del estado de las estructuras situadas debajo de la piel. Gracias a la información obtenida a través de la ecografía facial, se pueden tomar mejores decisiones a la hora de determinar el tratamiento de medicina estética más adecuado para cada paciente.

Existen variantes anatómicas en los recorridos de vasos sanguíneos del rostro y es por ello que la utilización de un ecógrafo en zonas de riesgo para, por ejemplo, identificar una arteria que no se debe embolizar, es de vital importancia para que la práctica del médico estético sea segura. Asimismo, un control ecográfico facial posterior a la infiltración de un material de relleno resulta muy útil para valorar si está localizado en el sitio y plano adecuado.

Ecografía para valorar el tratamiento de medicina estética más adecuado para cada persona

Actualmente, con la ecografía facial podemos valorar el grado de envejecimiento cutáneo midiendo la banda hipoecogénica subepidérmica (SLEB) cuyos cambios son muy útiles a la hora de determinar objetivamente algún tratamiento de rejuvenecimiento cutáneo.

La utilización de la ecografía en medicina estética ayudará además a valorar la grasa localizada en ciertas zonas. Se puede utilizar la ecografía para medir y localizar el espesor graso antes y después del tratamiento, algo fundamental para obtener un resultado óptimo.

Muchas personas que se han sometido a tratamientos de medicina estética no recuerdan qué sustancias o materiales se han infiltrado en sus rostros hace años. La ecografía facial servirá para aportar información fundamental para poder identificar el tipo y una localización más precisa del material de relleno en anteriores tratamientos de medicina estética.

Ecografía Facial Medicina Estética

Es muy frecuente en la consulta de medicina estética oír frases como “me chupo todo lo que me colocan en mi rostro, no me dura nada”, gracias a la ecografía facial podremos identificar si existe o no material de relleno previo para valorar el tratamiento de medicina estética a seguir.

También es frecuente que las personas naturalicen el cambio realizado con los rellenos dérmicos y tiendan a “olvidarse” de cómo estaban antes de realizarse el tratamiento estético por este motivo, además de la fotografía inicial, el uso del ecógrafo facial en medicina estética es una herramienta más para mostrar al paciente los cambios realizados desde el interior de su piel.

En muy escasas ocasiones un material de relleno (por más que sea de última generación y reabsorbible) puede dar algún tipo de efectos secundarios. En estos casos es necesario el uso de un ecógrafo para realizar seguimiento y, si es necesario, ajustar el tratamiento médico estético.

Así pues, queda claro que la utilidad de un ecógrafo en una consulta de medicina estética permite obtener la máxima información sobre la anatomía del paciente y todo aquello que esté sucediendo en las capas internas de la piel. Con esta información que aporta el ecógrafo, el médico estético puede tomar mejores decisiones para realizar un trabajo más seguro y conseguir los mejores resultados para los pacientes.

Contacta con nosotros si deseas un diagnóstico facial antes de someterte a un tratamiento de medicina estética. Nuestra consulta se encuentra en el Centro Médico Teknon. Si deseas más información, no dudes en llamarnos al 933 933 181 o mandarnos un email a través del formulario.