Abdominoplastia HombreLa comunicación entre el cirujano plástico y el paciente es fundamental y, ante una abdominoplastia o cirugía del abdomen, se deben alinear las expectativas del paciente y los posibles resultados. Es muy importante que el paciente explique al cirujano plástico qué quiere conseguir con la abdominoplastia para que el médico estudie cada caso y pueda explicar los resultados que pueden obtenerse.

Debemos ser realistas a la hora de tener unas expectativas con los resultados de una abdominoplastia, las mejoras estéticas son tremendas pero el resultado final dependerá de la anatomía de cada persona. En personas delgadas con algún problema muscular es posible obtener un abdomen plano, mientras que en personas de constitución más gruesa es difícil conseguir un abdomen plano aunque la mejora que se consigue es espectacular. En estos casos, cuando se muestran al paciente sus propias fotografías con los resultados del antes y después de la abdominoplastia, es cuando se dan cuenta de la gran mejoría que se ha conseguido.

Esta técnica de cirugía estética puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen (la “tripa”) tanto en hombres como en mujeres que, pese a tener una silueta relativamente buena, no son capaces de eliminar la acumulación de grasa y/o el exceso de piel en el abdomen realizando dietas o ejercicio físico.

¿Cuándo está indicada una abdominoplastia o cirugía del abdomen?

Abdominoplastia MujerLa abdominoplastia está encaminada a los pacientes con acúmulo de grasa, debilidad de la pared abdominal o flacidez de la misma. Normalmente se trata de persona que tras el embarazo no han podido recuperar la silueta, o bien personas que tras perder peso les ha quedado una gran flacidez abdominal.

Existen 3 tipos de tejido abdominales: pared muscular, grasa y piel. Una cirugía del abdomen está indicada cuando alguno de estos tres tejidos está afectado aunque, si el cirujano plástico sólo identifica un acúmulo de grasa y considera que existe suficiente elasticidad de la piel, puede aconsejar una liposucción.

En el momento de abordar una abdominoplastia si hay un defecto de la piel, la estiraremos; si hay exceso de grasa se practica liposucción y si hay un defecto muscular se realiza una sutura de músculo, una aplicatura muscular que consiste en coser de un lado a otro los rectos abdominales para dejarlos más tersos y más fuertes.

Con una cirugía de abdomen o abdominoplastia se consigue un abdomen más firme y plano, además de una cintura más estrecha. Los resultados de esta cirugía plástica son definitivos en la mayoría de los casos, siempre que se siga una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

No dudes en contactar con nosotros si tienes alguna duda sobre la abdominoplastia. Puedes acudir a nuestras consultas ubicadas en el Centro Médico Teknon, llamarnos al 933 933 181 o mandarnos un mail a través del formulario.