Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cirugía para hombre - Párpados La
Blefaroplastia

Cirugía para hombre /

Párpados

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico que consiste en corregir el exceso de piel y músculo y las bolsas de grasa de los párpados superiores e inferiores. Con el paso de los años, los tejidos alrededor del ojo envejecen, la piel se vuelve más laxa y tiende a caer, dándole a la mirada un aspecto de tristeza y cansancio. Por lo tanto, con esta cirugía de los párpados se consigue rejuvenecer la mirada.

En algunos casos, el exceso de piel es tan importante que puede interferir en el campo de visión que puede verse acelerado por factores hereditarios, estrés, insomnio, enfermedades de la piel o un exceso de exposición al sol.

Esta cirugía de párpados se realiza de manera aislada o junto con otras como el lifting cervicofacial o frontal. Debe tenerse en cuenta que la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas alrededor de los ojos, así como tampoco la caída de las cejas. 

¿Quién es el candidato ideal para la cirugía de párpados?

El candidato ideal es un hombre con buena salud física que quiere conseguir mejorar su expresión y estética facial y combatir los efectos visibles del envejecimiento al corregir el aspecto de sus párpados caídos y la hinchazón debajo de los ojos. Pueden no ser aptos, los candidatos que sufren trastornos como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad de la tiroides o producción insuficiente de lágrimas.

Se recomienda que el candidato se someta a una exploración ocular por un oftalmólogo antes y después de la intervención porque existen enfermedades oculares de los párpados como ojo seco, blefaritis, laxitud palpebral…que pueden agravarse al realizar esta cirugía o determinar que el resultado no sea el esperado.
Otro tipo de candidato a la blefaroplastia es aquel preocupado por corregir su deterioro de la visión causado por los pliegues caídos en los párpados superiores.

No existe una edad estipulada para este tipo de intervención ya que la aparición de bolsas debajo de los ojos puede darse en edades tempranas, por tendencia familiar a tener bolsas, como avanzadas. Aunque habitualmente, los pacientes de una blefaroplastia tienen más de 35 años.

  • La cirugía de párpados, ¿en qué consiste?

    Click

    La cirugía de párpados es una cirugía ambulatoria, rápida que se realiza con anestesia local y sedación, aunque se puede optar por la anestesia general dependiendo del caso.  Suele tener una duración de entre 40 minutos y 2 horas dependiendo de si es la parte superior, inferior o de las dos. Y no es necesario más que permanecer en la clínica unas horas tras la intervención.
     
    En la blefaroplastia superior se realiza una pequeña incisión, siguiendo el surco natural del párpado, para extraer el exceso de piel y restaurar la tensión normal del músculo. Si lo requiere también se eliminan las bolsas de grasa que provocan la caída de los párpados superiores.
     
    En cuanto a la blefaroplastia inferior correspondiente a los párpados inferiores, si existe un exceso de piel, también se realiza una incisión externa siguiendo las líneas naturales, justo por debajo de las pestañas. 


    Para la eliminación de las bolsas de grasa en los párpados inferiores, se puede realizar por vía externa, mediante un pequeño corte bajo las pestañas y se cierra mediante una sutura muy fina que sirve para tensar la piel.  También puede llevarse a cabo por vía interna conocida como transconjuntival, a través de una incisión interna a través de la conjuntiva sin cicatriz quirúrgica por la cual se extrae la grasa. No es necesaria sutura ya que este tejido cicatriza por sí sólo. Este procedimiento es el más común para personas jóvenes de 45 años que no necesitan que se extraiga la piel. Los ojos son protegidos con lentes de contacto protectoras, tras aplicar unas gotas anestésicas.
     
    En caso de que el candidato requiera cirugía en los cuatro párpados, se inicia la intervención por la parte superior. Normalmente se hacen las incisiones en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores, así se consigue que las cicatrices sean mínimas e imperceptibles. En ambos casos, la piel de la zona circundante a los ojos queda protegida con unos apósitos estériles durante todo el proceso. 

  • Después de la cirugía de párpados

    Click

    Tras la intervención de blefaroplastia, el paciente puede notar molestias debido a un cierto grado de inflamación en la zona tratada e incluso la aparición de un edema o un hematoma alrededor de los ojos. Las molestias se alivian con medicación prescrita por el cirujano plástico. Es recomendable mantener la cabeza elevada durante los primeros días y la aplicación de compresas frías para disminuir la hinchazón y los hematomas.
    Es posible que el paciente note un lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y a los cambios temporales en la agudeza visual. En este caso será preciso que lleve gafas de sol. Hay pacientes que comienzan a leer o ver la televisión en 2 ó 3 días. Por otra parte, no podrá llevar lentillas si es que las usa diariamente hasta después de 2 semanas.
    Si se han colocado puntos en la incisión, éstos se retiran en la consulta al cabo de unos días, cuando se comprueba que la piel ha cerrado bien. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y el paciente comenzará a verse y sentirse mucho mejor. Podrá reincorporarse a la vida rutinaria a las dos semanas de la intervención evitando ejercicio físico o esfuerzos intensos, incluso bañarse en piscinas o en el mar.

    Para que la recuperación y cicatrización sea mucho más rápida y satisfactoria es importante la implicación del paciente a la hora de cuidar y limpiar las zonas tratadas.
     
    En algunos casos se pueden realizar durante las primeras semanas masajes de drenaje linfático para facilitar la disminución del edema.

  • Resultados

    Click

    El postoperatorio de la blefaroplastia masculina es sencillo y los resultados duraderos. Podrán percibirse a los 3 meses de la intervención. Los hematomas desaparecerán progresivamente y no influirán en el resultado final. Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses, pero se convertirán en una línea clara casi invisible.

    Para los hombres que desean recuperar el aspecto juvenil de sus ojos, la cirugía de párpados realmente ofrece beneficios únicos.