Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Medicina Antiaging - La búsqueda de la eterna juventud

La búsqueda de la eterna juventud

Medicina Antiaging /

La búsqueda de la eterna juventud

A lo largo de la historia el hombre siempre ha buscado cómo luchar contra el envejecimiento y mantener la juventud. Las primeras referencias datan del Siglo IV a.d.C. cuando Herodoto habla de una fuente que el rey de Etiopía mostró a los embajadores persas que le preguntaron sobre la longevidad de algunos de los etíopes.
 
Quizá la referencia histórica más conocida es la del descubrimiento de Florida. Ponce de León la descubrió en 1510 cuando estaba buscando la fuente de la eterna juventud después de que le hablaran de ella en Puerto Rico. Actualmente nos recuerda este hecho una fuente en la ciudad de San Agustín donde los turistas aún beben sus aguas.

  • ¿Por qué envejecemos?

    Click

    El envejecimiento es un proceso natural que acontece por la pérdida de la capacidad de las células de dividirse. Leonard Hayflick en sus investigaciones descubrió que las células se dividen hasta un máximo de 50 a 60 veces y a partir de ahí entran en lo que se llama senescencia celular. Si extrapolamos esto al conjunto del organismo podemos concluir que la esperanza de vida máxima es de unos 120-130 años, lo que se conoce como el Límite de Hayflick

  • ¿Qué relación tiene el envejecimiento con los telómeros?

    Click

    Los telómeros son unos segmentos de ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas en nuestras células. Los cromosomas contienen nuestro material genético y son como unos cordones en cuyas puntas los telómeros ayudan a mantener su estructura. Cuando envejecemos esos telómeros se acortan afectando a los cromosomas. 

  • ¿Qué es la edad biológica?

    Click

    Midiendo la longitud de los telómeros podemos establecer la edad biológica en comparación con individuos de las mismas características. La edad biológica puede ser diferente a la cronológica y nos indica nuestra situación relativa de envejecimiento, factor que puede ayudar a medir si las acciones que llevamos a cabo son útiles para mejorar nuestro estado.