La semana pasada ya comentamos que en esta nueva etapa del blog trataremos a menudo todas aquellas cuestiones que os preocupan antes de dar el paso, de tomar la gran decisión de acudir al quirófano.

Sin duda, una de las mayores preocupaciones antes de someterse a una operación de cirugía estética, reside en el acierto (o no) a la hora de escoger a nuestro cirujano.

Valorar sus aptitudes y su experiencia debe ser, lógicamente, el primer paso. Confiamos en la información que las personas de nuestro entorno nos puede ofrecer, y hoy en día también buscamos en Google y en las redes sociales, que nos permiten acceder a muchísima más información y a opiniones acerca de prácticamente cualquier especialista de cirugía estética. Esto parece una ventaja, pero también puede llegar a resultar un inconveniente: el exceso de datos puede llegar a “intoxicarnos”

Cómo elegir el mejor cirujano para tu operación de cirugía estética

Para procurar facilitaros al máximo la tarea, permitidme que comparta 5 consejos, que nos ayudarán a decidirnos por un cirujano y otro.
1.- ¿Por dónde empezar?: ¿Google? ¿Los foros? ¿Cuántos cirujanos tendría que ver? Decidas visitar uno o más de uno, es importante asegurarte que te atiende directamente el cirujano que te va realizar la operación de cirugía estética. Valora el tiempo que el cirujano pasará estudiando tu caso para recomendarte lo mejor para ti, aunque tengas que pagar por la primera visita. 
2.- ¿Sabe escuchar? ¿Te entiende? ¿Tienes feeling? El cirujano debe escucharte atentamente para conocer cuáles son tus deseos y recomendar lo mejor para que te veas bien y te sientas bien, después de la operación de cirugía estética y 10 años después. El cirujano debe respetar la belleza propia de cada persona, y buscar que su intervención de cirugía estética persiga unos resultados armoniosos y naturales. Un buen profesional se destacará por, primero, hacer tantas (o más) preguntas como tu; segundo, realizará un examen físico de la zona a tratar poniendo la máxima concentración y dedicando todo el tiempo necesario; y, finalmente, hará todo lo posible para que salgas de la consulta con todas tus dudas resueltas.
3. Conoce a tu cirujano. ¿Cuánto tiempo lleva operando? ¿Cuántos tipos de cirugía conoce? ¿Está al corriente de las últimas técnicas de cirugía estética? Puedes saber si es reconocido entre sus colegas de profesión viendo su actividad docente, su participación en avances técnicos, etc.
4.- La clínica y el equipo médico que apoya al cirujano deben ser también parte de tu decisión. Con los nervios, seguro que se te olvidará hacer alguna pregunta: asegúrate que puedes contactar con el equipo de cirugía estética en cualquier momento, así como de conocer el proceso por el que pasarás, los riesgos de cualquier cirugía, posibles complicaciones, tiempo de recuperación, etc.
5.- Antes de someterte a una intervención de cirugía estética, pídele al cirujano que te explique cuáles son los requisitos preoperatorios. Análisis, estudio cardíaco, radiografías y otras pruebas necesarias (en función de tu historial clínico) son fundamentales.

Las prioridades a la hora de encontrar el mejor cirujano antes de someternos a una intervención de cirugía estética, depende de cada individuo.

Seguramente pensaréis en muchos más puntos… y muy probablemente cada persona valorará unos aspectos por encima de otros. Si queréis compartir cuáles son vuestras principales preocupaciones a la hora de escoger un cirujano, adelante.
Y si justo ahora estáis en ese proceso de búsqueda, espero que estos pequeños consejos os hayan resultado de utilidad.