Hace unos días recibimos una pregunta sobre el ácido hialurónico para el aumento de mamas y aprovechamos para obtener la opinión del Dr. Paloma:
El mundo de la cirugía estética evoluciona a gran velocidad y las novedades se suceden continuamente. Aquello que hace años parecía impensable hoy en día es una realidad.
El aumento de pecho o de glúteos sin prótesis es una técnica que se realiza inyectando sustancias como el ácido hialurónico, de forma similar a cómo se pueden rellenar los labios o las arrugas profundas.

El aumento de pecho con ácido hialurónico no esta indicado para todas la pacientes.

No obstante, como casi siempre en cirugía estética, conviene tener muy claras cuáles son las indicaciones y los resultados esperables con este tipo de técnicas. Por ello es imprescindible ponerse en manos expertas y no dejarse impresionar por publicidades que ofrecen resultados espectaculares sin pasar por el quirófano.
El aumento pecho con ácido hialurónico es una técnica rápida y que puede realizarse con anestesia local y sedación. Sin embargo, es necesario saber que no todas las mujeres son candidatas a este procedimiento ya que sólo proporciona buenos resultados en pacientes delgadas, con mamas morfológicamente normales y que deseen un aumento de volumen discreto.

En nuestro equipo no somos partidarios de este tipo de relleno en el caso de las mamas,

aunque pensamos que sí son útiles para el aumento de glúteos. Las razones principales para tomar esta postura son las siguientes:
  •        La duración de estos implantes es de 12 a 18 meses y van perdiendo volumen con el paso del tiempo. Por ello, deben realizarse nuevas inyecciones aproximadamente a los 9 meses.
  •        No es una técnica exenta de complicaciones, ya que pueden formarse quistes y encapsulamientos del gel.
  •        Los geles de ácido hialurónico no aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama, pero producen cambios radiológicos que pueden dificultar el análisis de las mamografías.

En nuestra opinión, las pacientes que son candidatas a aumento de pecho con a este tipo de técnicas pueden beneficiarse de un relleno de grasa autóloga,

que consiste en la obtención de grasa de la propia paciente mediante liposucción para volver a inyectarla en aquellas zonas que queremos aumentar de volumen. El relleno con grasa tiene las ventajas del aumento con ácido hialurónico pero carece de sus inconvenientes, ya que proporciona buenos resultados a muy largo plazo y que utiliza exclusivamente tejidos de la propia paciente.

En todo caso, cada técnica tiene sus indicaciones y cada paciente requiere un análisis individualizado. Por ello creemos que el punto más importante antes de optar por una técnica u otra es el de entrevistarse con un equipo médico de confianza que pueda recomendarle la técnica más adecuada a sus necesidades, mostrándole claramente cuales pueden ser sus expectativas en cuanto a resultados y a la duración de los mismos.