Las irregularidades y la flacidez son hoy por hoy los aspectos que más nos preocupan, tanto a las pacientes como a nosotros, cuando valoramos la posibilidad de someternos a una liposucción.

Liposucción, pero sin arrugas ni flacidez

Después de una liposucción el volumen que queda en el cuerpo es menor. Resulta de vital importancia saber apreciar  las propiedades elásticas de la piel de cada paciente ya que dependiendo de éstas se adaptará con más o menos facilidad al nuevo volumen corporal. La experiencia resulta fundamental a la hora de identificar en cada caso cuando hay que parar la liposucción de cada zona tratada , evitando así esas temidas irregularidades y/o flacidez posteriores a la intervención.

Las 3 claves de una liposucción: Edad, Volumen y características de la piel

Edad de la paciente. La edad es un factor determinante a la hora de valorar cuanto vamos a tratar cada zona. Es el factor que más suele condicionar la elasticidad de la piel. No es lo mismo hacer una liposucción del mismo volumen y en la misma zona a una mujer de 20 años que a una mujer de 50 años. Podremos ser “más agresivos” a la hora de quitar grasa en una mujer de 20 años porque su piel va a recuperar mejor. En una mujer de 50 años hemos de buscar un resultado más comedido para conseguir que la piel se readapte al nuevo volumen conseguido, con un resultado totalmente uniforme.

La pista de las estrías ante una liposucción

Además de otras características antiaging de la piel, las estrías nos ayudan mucho a valorar su capacidad e

lástica. Una piel muy estriada siempre será menos elástica que una piel sin estrías.

¿Cuanto podemos extraer en una liposucción?

El volumen de grasa que podemos extraer no depende de nosotros, depende de la paciente. En el momento en el que durante la cirugía observamos que la piel empieza a dar síntomas de poca adaptación hemos de frenar. Por poder sacar lo podemos “sacar todo” ….pero no queremos que tu piel quede como un acordeón y por ello la decisión de “hasta donde” va a depender de lo expuesto anteriormente, podremos sacar lo que la piel nos permita. Ese es el límite de los resultados.

Una estimación previa a la liposucción sí es posible.

Previamente a la cirugía realizamos estimaciones en cada zona anotando el volúmen en cc. que creemos que resulta ideal extraer. Nuestra experiencia y el hecho de palpar cada zona nos va a

permitir realizar dichas estimaciones. Estas estimaciones se realizan con la paciente de pie, aproximándonos en un 90% a lo que finalmente conseguiremos con esta cirugía.