El aumento de pecho es la cirugía que más se practica en España. Se estima que entre 18.000 y 20.000 mujeres son operadas cada año de aumento de pecho. A la hora de someterse a una cirugía de aumento de pecho, las pacientes siempre se hacen preguntas. En mi post anterior -aumento de pecho, todo lo que necesitas saber- despejaba varias dudas con la ayuda de un video. Hoy quiero insistir respondiendo a 6 preguntas habituales.

Aumento de pecho – ¿cuánto duran las prótesis?

Con la anterior generación de prótesis se recomendaba cambiarlas entre los 10 y los 15 años posteriores a la intervención. Con la generación actual de prótesis (nacidas en el año 2.000), aunque tenemos tan sólo una experiencia de 14 años, sabemos que se comportan muchísimo mejor que las anteriores. El porcentaje de roturas, que antes podía acercarse al 60% actualmente está entre el 1 y el 2%. El salto cualitativo es brutal, el rippling (arrugas tras el aumento de pecho) ha mejorado muchísimo debido a la rugosidad de las nuevas prótesis.

¿La asimetría tiene solución en el aumento de pecho?

Existen más de 150 tipos de prótesis diferentes para realizar un aumento de pecho. Las asimetrías pueden rectificarse para conseguir la simetría de ambos pechos después de la intervención. La experiencia del cirujano resulta crucial en este sentido ya que sólo a partir de esta se puede intuir cual es exactamente el tipo y tamaño de prótesis necesario para conseguir corregir una asimetría. El simulador vectra también nos ayuda a hacer cálculos para corregir asimetrías antes de una intervención de aumento de pecho.

¿Podemos corregir unos pezones que miran hacia afuera con un aumento de pechos?

Si existe una diferencia en la disposición de los pezones respecto al eje de simetría esta no se va a corregir con un aumento de pechos aunque puntualmente se podría atenuar en algunos casos. Normalmente necesitaremos hacer una reposicionamiento del pezón que conllevará añadir cicatrices. El pezón no se quita y pone sino que se traslada.

¿Cuál es el riesgo de encapsulamiento en un aumento de pecho?

Cuando tras un aumento de pecho se produce un encapsulamiento, este se trata con un tratamiento de fisioterapia. Estadísticamente no se da en más de un 2% de los casos. Si la fisioterapia no surte efecto (masajes, ultrasonidos), el tratamiento del encapsulamiento debe ser quirúrgico, retirando la cicatriz endurecida y cambiando la prótesis (en el mismo acto quirúrgico) o valorar otra solución. En algunos casos la tendencia al encapsulamiento es muy personal, por el tipo de reactividad que la paciente tiene frente a cuerpos extraños. Si se produce un encapsulamiento, operamos de nuevo y se vuelve a producir el encapsulamiento, la indicación es la de retirar la prótesis o no hacer nada , según se resuelva con la paciente. La actividad física es otro factor que influye, pudiéndose producir micro-traumas que favorezcan la formación del encapsulamiento.

¿En que aspectos puede influir la selección del tipo de prótesis en el aumento de pecho?

aumento de pecho, un volumen para cada paciente

la estructura anatómica nos condiciona a la hora de escoger un volumen razonable dentro de unas proporciones naturales

Hay mujeres que buscan el relleno del polo superior, en estos casos lo adecuado son las prótesis redondas. Por otro lado , si lo que busca la paciente es máxima naturalidad, recomiendo siempre prótesis anatómicas. Como hemos visto anteriormente pueden servir para corregir leves asimetrías, pero sobretodo a nivel de volumen aclaro las dudas en la siguiente pregunta.

¿Cuál es el volumen adecuado para un aumento de pecho?

Puede ocurrir que el volumen que el cirujano sugiere a la paciente esté en contradicción con el que la paciente desea. Personalmente me gusta que la paciente me traiga fotos de lo que le gustaría. El uso de nuestro simulador 3D Vectra para aumento de pecho resulta crucial para alinear expectativas de la paciente con la realidad que podemos conseguir, mejorar al comunicación entre cirujano y paciente, apoya el análisis y la planificación posoperatoria y nos permite identificar además a pacientes con expectativas irreales. Entender exactamente lo que la paciente busca resulta crucial para decidir de mútuo acuerdo el volumen de prótesis ideal para cada intervención. Las expectativas de la paciente y las posibilidades reales condicionadas por la propia anatomía de cada paciente nos permitirán sugerir en cada intervención la mejor opción, es volumen ideal.