Continuando con mi anterior post dedicado al Medical Expert Meeting organizado por Allergan, hoy voy a comentar el resto de la información más relevante que compartimos todos los especialistas en cirugía estética y aumento de pecho en este symposium. En el anterior post hablé del tamaño del implante en el aumento de pecho, del aumento de las cirugías secundarias en relación al aumento de pecho y del concepto más global hacía el que deben evolucionar nuestras clínicas. Hoy me centraré en las complicaciones que preocupan a nuestras pacientes y en la dicotomía de implantes anatómicos o redondos.

Las complicaciones que más preocupan a la hora de un aumento de pecho

rippling – los temidos pliegues sobre la piel de la mama –

Tal y como se puede ver en el cuadro resumen que encabeza mi artículo, la contractura capsular es la complicación que más preocupa a los cirujanos (44%) , según la encuesta que pudimos realizar durante el congreso. Sin embargo el rippling (aparición de pliegues u ondulaciones sobre la piel de la mama) puede llegar a ser muy preocupante para las pacientes.

De acuerdo con esta encuesta en la que participamos más de 75 cirujanos plásticos la insatisfacción del paciente por el volumen (31%) y la forma conseguidos (22%) constituyen las siguientes preocupaciones principales de los cirujanos.

Sin embargo observamos que “rippling” es la palabra con mas resultados de búsqueda en google y por tanto esto ratifica que es la máxima preocupación de las pacientes.

Estadísticas de la última generación de prótesis para aumento de pecho

Según el último estudio publicado por maxwell, para los implantes Natrelle 410, el riesgo a 6 años para las pacientes de aumento primario es de 4,6 para contractura capsular y de sólo 0,7% para rippling.

Aumento de pecho ¿con implantes anatómicos o redondos?

La utilización de implantes redondos o anatómicos en mamoplastia de aumento es una decisión del cirujano teniendo en cuenta las necesidades y gustos de cada paciente. Sin embargo, en el caso de la mastopexia de aumento y la cirugia secundaria se añaden otros factores que pueden modificar la decisión inicial. En el caso de la mastopexia, un 4% de los asistentes al congreso confirmó utilizar implantes redondos y un 40% implantes redondos; y un 15% se decantan hacia una forma u otra dependiendo de la paciente. Se valoró también la importancia del tamaño del bolsillo quirúrgico y la superficie del implante para evitar la posibilidad de rotación con los implantes redondos.