Después de un parto, una de las preocupaciones principales de las mujeres es recuperar la figura que tenían antes del embarazo.

Los cambios principales que podremos notar en el cuerpo de la mujer durante el embarazo son en el pecho (aumento, aparición de estrías, flacidez), en el abdomen (flacidez, aumento de volumen y estrías) y en el contorno corporal (éste se ensancha y/o se deforma).

Debemos tener en cuenta que es a partir de los 6 meses del parto, cuando podemos comenzar a plantearnos cualquier tipo de cirugía estética corporal. Existen varias soluciones que pueden ayudarnos a recuperar la forma y apariencia de nuestro cuerpo.

Operaciones de cirugía estética indicadas tras el parto.

En este sentido, la abdominoplastia es una excelente opción para corregir las secuelas físicas del embarazo.Esta intervención está dirigida a eliminar el exceso de piel y grasa abdominal, así como para corregir la flaccidez muscular que aparece después del parto. 
Otra alternativa a tener en cuenta es la liposucción. Es un método seguro y rápido (la intervención suele durar entre una y dos horas) con el que obtendremos resultados altamente satisfactorios.
Referente al pecho, la operación más aconsejable es la mastopexia, cirugía para tratar la flacidez mamaria. Aunque debemos tener en cuenta que el resultado no será exactamente el mismo que antes del embarazo, si obtendremos un pecho bonito y natural.

Aunque la cirugía estética puede ayudarnos a recuperar nuestro aspecto después del parto, recomendamos combinar estas técnicas con ejercicio físico diario y con una dieta sana y equilibrada.