Estos días de verano aparecía en las revistas femeninas la “noticia” que actrices como Kate Winslet o Rachel Weisz no iban a pasar por el quirófano jamás, argumentando que no quieren perder expresión en sus rostros.

Nosotros respetamos todas las opiniones, pero quizás podamos apuntar que la cirugía estética, hoy en día, bien hecha, no tiene porque cambiar en absoluto la expresión de la cara, sino que puede simplemente corregir algunas imperfecciones que llegan con la edad: bolsas debajo de los ojos, mentón, manchas en la piel.

En efecto, no todo son rinoplastias o liftings en cirugía estética, cirugías mucho más evidentes, aunque también las técnicas de las que disponemos hoy en día contribuyen a conseguir resultados muy naturales.