Suele ser habitual que muchas de las pacientes que acuden a una consulta de cirugía estética del centro médico Teknon hayan sido madres recientemente y es que después del embarazo  muchas de las pacientes sufren bastantes cambios físicos relacionados con la gestación y el parto como cicatrices por la cesárea, estrías, flacidez en el abdomen o la caída del pecho, entre otros problemas.

Liposucción, abdominoplastia, aumento de pecho y mastopexia las más demandadas tras el parto

Las cirugías más demandadas son la cirugía de mamas, la liposucción y la abdominoplastia. Es habitual la necesidad de realizar una mastopexia debido a que los senos de la paciente aumentan sustancialmente de tamaño durante la gestación y pueden deformarse tras ir perdiendo volumen con la lactancia con la correspondiente pérdida de elasticidad severa de la piel, con la caída consecuente del pecho. La cirugía de mamas permite recuperar la forma y dar mayor firmeza al pecho.

La abdominoplastia tras el parto

También es necesario en algunos casos la práctica de una abdominoplastia para corregir la aparición de estrías y la pérdida de elasticidad en la piel en esta zona, con esta técnica quirúrgica conseguimos eliminar la piel y grasa excedente y unir los músculos del abdomen.

La liposucción tras el parto.

Y por otra parte es común que tras el parto sea necesario realizar una liposucción para retirar el exceso de grasa provocado por la gestación y la falta de ejercicio, con este procedimiento se consigue eliminar los cúmulos de grasa que hayan podido aparecer durante el embarazo y volver a remodelar la figura de la paciente.

Aumento de pecho tras el parto.

Y siempre teniendo en cuenta que las últimas tendencias en el campo de la cirugía estética están avanzando cada vez más hacia la naturalidad en contraposición a los excesos de épocas pasadas. Cada vez más se demanda la naturalidad, la proporción y la armonía a la hora de realizar una operación de aumento de pecho e incluso se busca que no se note el paso por el quirófano.

De igual modo las últimas investigaciones en cirugía estética se están centrando en conseguir intervenciones menos invasivas con iguales resultados pero que minimicen los riesgos quirúrgicos, es el caso de los últimos estudios en medicina regenerativa con la aplicación de terapias basadas en el uso de células madre y en la capacidad de éstas de regenerar tejidos.