Muchas mujeres quieren verse siempre radiantes y atractivas. Si a esto le añadimos los avances en cirugía estética femenina, nos encontramos con un sinfín de posibilidades.

Dentro de estas, encontramos una de las cirugías más demandadas actualmente, la de la zona íntima, y en concreto, la labioplastia.

¿Quiénes son las candidatas para la labioplastia?

Esta cirugía está recomendada para aquellas mujeres que por diversos motivos, inicio temprano y frecuente de relaciones  sexuales  o la práctica de algunos deportes, presentan unos labios menores asimétricos o muy grandes, distorsionando la estética de la zona genital. Algunas mujeres no sólo se someten a esta operación por un tema estético, a muchas de ellas esta anomalía les impide utilizar determinadas prendas o practicar algunos deportes, e incluso les produce inseguridad a la hora de mantener relaciones sexuales. También les puede ocasionar irritaciones, problema de higiene hasta dolor al andar o infección.

¿En qué consiste una labioplastia?

La labioplastia consiste en extirpar cuidadosamente el exceso de tejido labial dejando un tamaño y una estética adecuados. Se realizan unas suturas muy finas que no necesitan retirarse. Esta intervención suele durar entre 30-45 minutos.

El postoperatorio de una labioplastia requiere higiene exhaustiva, cura diaria con yodo y ausencia de relaciones sexuales hasta la completa cicatrización.

El resultado final de una labioplastia se apreciará al cabo de unos 3 meses, período durante el cual se acabará de desinflamar la zona y en la que podrá existir una reducción de la sensibilidad, que terminará desapareciendo.

Las cicatrices de la labioplastia son prácticamente indetectables y la paciente podrá incorporarse al a vida normal casi de manera inmediata.

Si necesitas más información relativa a la labioplastia no dudes en contactar con nosotros.

Dr. Vicente Paloma