La vaginoplastia es un procedimiento enmarcado dentro de la cirugía estética vaginal o cirugía íntima, que tiene como objetivo conseguir una mejora funcional o estética de la zona íntima de la mujer.

A pesar de que esta operación de cirugía estética está dirigida a reconstruir o devolver la tonicidad de los músculos vaginales debido al embarazo, al envejecimiento u otras problemáticas, cada vez son más las mujeres que se someten a este tipo de intervención para embellecer esta zona íntima o superar complejos y poder disfrutar de una vida sexual sana y placentera.

La intervención de cirugía estética tiene una duración aproximada de 45 minutos, se realiza bajo anestesia local y no requieres ingreso en el centro.

El postoperatorio de este tipo de intervenciones de cirugía estética es sencillo, normalmente la paciente deberá guardar reposo durante 48-72 horas aunque la cicatrización completa no se aprecia hasta la cuarta o quinta semana. Durante este periodo no será necesario ningún tratamiento especial, a menos que el cirujano recomiende lo contrario.
También existen otras operaciones de cirugía estética vaginal como la himenoplastia o la labioplastia.