Existen muchas dudas entre las pacientes interesadas en realizarse una liposucción en Barcelona sobre en qué consiste la operación y especialmente en el postoperatorio, actualmente la liposucción es una técnica muy segura, siempre y cuando se seleccione bien al paciente, el quirófano esté bien equipado y sea realizada por un cirujano plástico cualificado.

En qué consiste la liposucción

Estamos hablando de un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa sobrante en el área del cuerpo a tratar mediante su aspiración con pequeñas cánulas, evidentemente la duración de la operación está vinculada a la cantidad de grasa a extraer y del número de zonas a intervenir.

Cuidados tras la liposucción

Tras la liposucción se coloca generalmente una faja o un elástico sobre la zona tratada para controlar el hinchazón y el sangrado y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno, esta faja es necesaria durante 3  ó 4 semanas, también suelen realizarse masajes de drenaje linfático durante los primeros meses tras la liposucción en la zona tratada para controlar la inflamación y es que éstas zonas pueden estar hinchadas y con hematomas e incluso se puede tener una relativa sensación de quemazón.

Es recomendable realizar pequeños paseos tras la liposucción

Lógicamente  la curación es un proceso gradual, la paciente no tendrá el aspecto esperado justo después de la liposucción, es un proceso paulatino e incluso las áreas liposuccionadas estarán hinchadas y se puede sentir incluso más pesada debido al exceso de fluidos que se administran.  La paciente debe tan pronto como le sea posible, realizar pequeños paseos para evitar la creación de trombos venosos en las piernas, pero sin realizar un ejercicio físico intenso por lo menos el primes mes tras la operación.
Los puntos se retiran entre los 5 y 10 días tras la liposucción y habitualmente se puede volver al trabajo en 2 ó 3 días, esta operación deja unas diminutas cicatrices apenas perceptibles que producen las cánulas pero que están situadas estratégicamente para que queden escondidas, incluso cuando se utiliza bikini.

Los resultados de la liposucción

La liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con cicatrices mínimas y con la que podemos obtener unos resultados permanentes siempre y cuando se mantenga una dieta correcta compatibilizada con la práctica de algún ejercicio físico de manera periódica. Y es que la grasa extraída no vuelve a aparecer porque las células grasas dejan de reproducirse al acabar la pubertad por lo que si la paciente gana algo de peso lo hará de manera más homogénea y no sólo en los depósitos localizados de grasa.
Ante todo lo visto y como colofón hay que destacar que la mayoría de las pacientes están muy satisfechas con los resultados obtenidos con su liposucción; pueden utilizar ropa más variada  y especialmente están más contentas con su cuerpo y son más felices con su nueva silueta, eso sí, siempre y cuando las expectativas deseadas de la paciente sean realistas.