este virus lo paramos unidos

Hoy quiero dedicar un post a las circunstancias inéditas que todos estamos viviendo a consecuencia de la pandemia del Coronavirus o Covid-19 y a cómo hacerlas mucho más llevaderas. 

Esta situación no sólo tiene un impacto económico si no que también influye en nuestra salud y nuestras emociones ya que no sabemos cuándo va a terminar, ni cómo, y la incertidumbre puede generar un gran stress. 

No obstante, como señalan los psicólogos, existen técnicas para ayudar a manejar las emociones que también pueden suponer un gran aprendizaje.

Los expertos señalan que el miedo es una emoción necesaria mientras no nos paralice. Si no existiese el miedo, seríamos menos responsables con la situación que estamos viviendo y no respetaríamos el estado de alarma, de un momento concreto. 

De todas formas, una vez tomamos conciencia de la situación, el miedo, si perdura se transforma en una emoción limitadora, una barrera que nos impide gestionar la situación de forma óptima.

Siempre he buscado aportar valor a mis pacientes, y en esta ocasión no voy a ser menos. Por ello quiero os quiero exponer algunas ideas que considero os pueden resultar útiles durante estos días.

IDEAS INTERESANTES PARA LLEVAR MEJOR EL CONFINAMIENTO

Evitemos el aislamiento social re-inventando nuestro día a día

Está claro que en general caminamos y nos movemos menos, pasamos más tiempo delante del ordenador o la televisión y, sobre todo, aumenta nuestro estrés y ansiedad por las noticias que recibimos constantemente y por el hecho de estar aislados socialmente. No debemos olvidar que el aislamiento es un factor de riesgo en todas las enfermedades crónicas.

Puesto que esta soledad nos daña en cierto modo, debemos poner la situación en perspectiva y no perder el contacto con nuestros familiares y amigos a través de las nuevas tecnologías de las cuales afortunadamente hoy en día disponemos. Establezcamos una hora determinada cada día para contactar con nuestro entorno cercano a través del teléfono y video-llamadas.

Instituto Dr. Vicente Paloma

Puedes proponerte llamar cada día a una amiga o amigo para interesarte por su situación para compartir un buen momento. Compartir desde el amor beneficia seriamente la salud 

Por supuesto, aprovechemos también las horas para compartir más momentos con los que convivimos, hijos, pareja, hermanos…

Evita el aburrimiento y mantente ocupad@. Dediquemos tiempo a cuidar tu aspecto personal y no pasemos todo el día en pijama. No te descuides, sigue cuidándote igual que si fueras a salir de casa.

Las personas que pueden teletrabajar han de crear su rutina de trabajo. Quizás también estés descubriendo el teletrabajo que antes no tenías opción de realizar. Puede ser un excelente cambio en tu vida.

Para l@s que dispongáis de más tiempo libre podéis dedicarlo a leer aquel libro “aparcado” en la mesilla, arreglar aquel rincón de la casa pendiente, empezar algún hobby como aprender a cocinar, re-ordenar armarios, participar en tutoriales gratuitos on-line sobre el tema que más os llame la atención, emplear un rato diario a realizar ejercicio y…

por qué no, probar la meditación que puede ser una herramienta muy útil ahora. Te ayudará a conseguir un buen centramiento, para desde ahí afrontar todo con mayor entereza.

En este sentido os recomiendo la excelente plataforma de Antonio Jorge Larruy, dispones de 15 días free para acceder a una enorme biblioteca tanto de meditaciones guiadas como de charlas muy enriquecedoras espiritualmente. 

Dr. Paloma Cirujano Plástico

Cómo reducir el impacto psicológico de la cuarentena

La revista científica The Lancet, ha publicado un artículo que realiza una revisión de estudios de cuarentenas de epidemias anteriores como el SARS o el Ébola y comenta que se ven aumentos notables de síntomas como estrés, depresión, insomnio, ira, agotamiento emocional…

A continuación resumo algunos puntos que me han llamado la atención y también os propongo otros:

  • Lógicamente, cuanta mayor duración tenga la cuarentena más se incrementan la incertidumbre y el miedo. Pero esta circunstancia la puedes vencer desde el centramiento a través de una buena meditación guiada.
  • Es importante la calidad de la información que reciben las personas que están en cuarentena. Cuanta más incertidumbre o información poco clara peores son los síntomas psicológicos. Por ello es importante que las autoridades ofrezcan información clara y actualizada. No pases más de 1 h. Al día escuchando las noticias, decide el mejor momento para informarte pero no te emborraches de “más de lo mismo”.
  • Entre las diferentes políticas públicas que se pueden adoptar quiero resaltar una: crear mensajes que no sean tanto de obligación o punitivos sino altruistas, que la gente entienda por qué se están tomando estas medidas y que estamos sobre todo proteger a las personas más vulnerables y también a los profesionales sanitarios que están cada día al pie del cañón: sanitarios, farmacéuticos, personal de limpieza, dependientes de comercios de alimentación, personal de mantenimiento, mensajeros, transportistas,etc…
  • Programemos unas tablas de ejercicios perfectamente realizables en casa. Con una simple esterilla o toalla en el suelo del salón puede ser un buen momento para iniciar una transformación de tu estado físico. ¡Ponte en forma! te dejo un link interesante
  • Descubre el yoga auténtico de la mano de una apasionada como Lucía Liencres, descubrirás muchos recursos en su web, posts de su blog, videos, etc…
  • Establece unos horarios y rutinas en casa asignando responsabilidades a todos los que convivís en la misma vivienda. Esto hará más llevadero el día a día y evitará discusiones…..cada cuál sabrá lo que le toca hacer.

La sensación de orden físico y rutinario nos predispone al orden mental. 

Dr. Paloma Cirujano Plastico

  • Tener mucho cuidado con las fake news o bulos que circulan por las redes o mensajes de Whatsapp y otros servicios de mensajería instantánea. La gente presa por el pánico, por desinformación comparte informaciones “apocalípticas” sin fundamento. En este sentido os recomiendo el video del excelente economista Fernando Trias de Bes que nos aporta luz sobre lo que está pasando y lo que va a pasar.
  • Algunas personas pueden tener la tendencia a imaginar el peor escenario, y en este caso, ante síntomas como pueden se run poco de mucosidad o tos leve a lo que hace unos meses no le dábamos importancia, ahora genera estrés, preocupación. La mente magnifica el malestar, imaginando el peor escenario. Es importante mantener la calma y ser racional ya que es probable que no sea Coronavirus si no cualquier otra cosa. Además, recordemos que la mayoría de nosotros probablemente pase esta enfermedad asintomáticamente (80% de la población) os dejo este enlace
  • En caso de contagio, hemos de tener en cuenta que la tasa de mortalidad del Covid-19 es muy baja y que en realidad el confinamiento no es tanto para protegernos a nivel individual, si no para evitar el colapso sanitario con la propagación del virus.

Por suerte, este virus no es como alguna de las gripes aviares de hace tiempo, con mortalidades del 50% , si no que la última estimación de tasa de mortalidad a partir de estadísticas más precisas como por ejemplo las de Corea del Sur, que es donde más test se han realizado, sitúa la mortalidad alrededor del 0,6% que sigue siendo 6 veces superior a la de la gripe común pero muy por debajo del 2-3% que se estimaba hace sólo una semana.

Además, tengamos en cuenta que estas cifras se extraen en términos generales, en personas mayores de 70 años, sobre todo con complicaciones de salud, el porcentaje es mucho mayor por tanto, estas personas deben extremar las precauciones.

Por tanto, para la mayoría de las personas el mensaje debe ser de tranquilidad para evitar un stress emocional todavía mayor. 

  • En España el abastecimiento de productos alimentarios está garantizado.
  •  La Pérdida de ingresos y el consecuente estrés socio-económico muy fuerte para pymes, para autónomos, para trabajadores de empresas que van a verse obligadas a despedir una parte importante de la plantilla.  En este sentido el Gobierno ya ha expuesto públicamente que va a dar todo el apoyo financiero posible,

Enlace al artículo de la revista The Lancet 

Cambiemos la perspectiva, nuestra forma de mirar los problemas

Las tres palabras para tolerar una crisis

Por casualidad, he conocido la fábula del anillo del rey y su poderoso mensaje “Esto también pasará”: lo malo es tan transitorio como lo bueno. Todos los momentos de la vida son transitorios. Todo tiene un inicio y un final. Esto pasará, y pasará antes de lo que creemos. En poco tiempo estaremos en bares y locales públicos compartiendo anécdotas de este momento histórico que ahora vivimos plenamente.

 En este link podéis leer la fábula del anillo del rey

Cambiar puede parecer difícil, incluso cuando todo juega a nuestro favor, pero se complica especialmente cuando las cosas se tuercen. Problemas en el trabajo, rotura emocional, pérdida de un ser querido, lesión, enfermedad…

Pero “cambiar es difícil” es tan sólo una creencia, y por tanto quien decida desterrarla logrará el cambio deseado.

Dr. Vicente Paloma Cirugía Plástica

En este sentido me permito dejaros el link a un interesante programa que se emitió el domingo pasado sobre “creencias limitantes”. 

Es precisamente en los malos momentos de la vida cuando es más importante contar con una buena filosofía.

 “¡Eres desafortunado porque no has sufrido adversidad. Has pasado tu vida sin un oponente y nadie sabrá de lo que eres capaz, incluso tú” Séneca.

Aprovecha todo lo que el destino ponga en tu camino.

El primer paso es aceptar lo ocurrido. “Si lo puedes tolerar toléralo, deja de quejarte “ Marco Aurelio.

Acepta la realidad, evaluando lo que ocurrido con objetividad. Mantén la calma y entiende que es normal, muchas otras personas han pasado, están pasando y pasarán por lo mismo. No tiene sentido quejarse por cosas inherentes a la vida e inevitables, al fin y al cabo todo lo externo es indiferente y no debemos permitir que nos afecte negativamente.

Las enseñanzas budistas consiguen en sus más acérrimos practicantes llegar al no sufrimiento desde la comprensión de lo que somos y de que las circunstancias no pueden en absoluto condicionar nuestra percepción del ahora. Somos nosotros quienes interpretamos las circunstancias en base a nuestro filtro mental egótico. No quiero decir con ello que no haya que ocuparse de los cambios que muy probablemente deberemos acometer, sólo que una vez decididos hemos de centrarnos en el presente para vivir la vida de forma plena. 

Poner foco en el pasado es igual a depresión, y poner foco en el futuro nos lleva a la ansiedad. Vivamos el presente, sólo así llegaremos a una mayor calma y serenidad para afrontar los nuevos retos.

Dr.Vicente Paloma Barcelona

La adversidad no nos gusta y la intentaremos evitar pero que debemos aceptar cuando nos llegue porque de vez en cuando se nos planta delante. Es absurdo lamentarse  por carecer de algo o por que algo te afecta adversamente, no debes sorprenderte o indignarte por las cosas que afectan a todos los humanos: muerte, enfermedad, accidentes… 

Marco Aurelio decía que esperar pasar por la vida sin que nos ocurriera nada malo, sería tan absurdo como que un ojo quisiera ver sólo el color verde. Igual que el ojo acepta la gama de colores que recibe, tú debes aceptar la gama de experiencias que la vida te entrega. En la práctica es inevitable enfadarse y lamentarse como respuesta inicial, es una reacción automática natural imposible de controlar pero debemos aplicar lo antes posible las técnicas de regulación emocional, evitando entrar en una espiral de negatividad.  

Los psicólogos nos explican cómo estas emociones, derivadas de nuestra percepción sesgada (e inconsciente)  y las acciones a las que conducen son muchas veces más dañinas que el propio suceso inicial que las desencadena. 

 Si tomas una mala decisión fruto de una reacción emocional, pronto tendrás un problema adicional.

Una parte importante de aceptar es no culpar. Cuando nos ocurre algo indeseado tendemos a recordar los eventos que lo causaron y culpamos con facilidad a todos los participantes, incluidos nosotros mismos. La culpa sólo produce ira, una de las emociones más destructivas. Aprende de tus errores y de los de los demás pero no te atormentes por el pasado. Aceptalo y avanza.

 Debemos entender que nuestra felicidad depende más de nuestra disposición mental que de las cosas que nos ocurren. 

Tendemos a caer en la felicidad condicional: seré feliz cuando resuelva este problema. Poco probable, cuando resuelvas ese problema vendrán otros. La vida es una sucesión de problemas que vamos resolviendo con nuestras decisiones reales.

 Así pues, me gustaría terminar insistiendo en que todo pasa. 

Sea bueno o malo, ningún acontecimiento ni ninguna emoción dura para siempre. Lo malo es tan transitorio como lo bueno.

 Aceptemos las circunstancias. Actuemos con objetividad. Pensemos en positivo, es el momento de parar, pensar y aprovechar el momento para re-inventarnos, adoptar nuevas formas de hacer las cosas, para mejorar, para avanzar.

 Por último, os dejo algunos links más de interés:

El origen etimológico de la palabra crisis es “crisálida”, que viene del griego “khrysallis” que podríamos traducir como “oro”

Seamos positivos y ya que no podemos evitar lo inevitable pongamos el foco en la oportunidad.

La vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero debe ser vivida mirando hacia adelante.

 (Søren Kierkegaard)

Un abrazo a tod@s

Dr. Vicente Paloma

#yomequedoencasa