En verano, una de las mayores preocupaciones de las mujeres es la celulitis. Varios estudios ponen de manifiesto que la celulitis está presente en un 90-98% de las mujeres.

¿Cuáles son las causas de su aparición? ¿Hay una solución efectiva?

Cuando hablamos de celulitis o de piel de naranja nos estamos refiriendo básicamente a la misma entidad de forma coloquial. La denominación estricta de este cuadro es paniculopatía fibroedematoesclerosa, pero todos la conocemos por estos dos nombres populares.Combatir la celulitis

La celulitis clásica es exclusivamente femenina porque el origen de la misma se encuentra en la propia estructura de la grasa en la mujer, que es distinta que la del hombre, y tiene la peculiaridad de presentar tabiques fibrosos en su estructura. Cuando se acumula un poco de grasa en la zona de las caderas, estos septos provocan una compartimentación de la misma produciendo este aspecto de piel de naranja.

¿Cómo podemos combatir la celulitis? : la liposucción

La liposucción es un tratamiento definitivo para la celulitis ya que elimina la grasa sobrante y, al mismo tiempo, rompe los tabiques fibrosos. De todas formas, no todas las zonas corporales pueden tratarse mediante liposucción y no todas las pacientes son candidatas a este tratamiento.
El ejercicio es muy beneficioso para la celulitis porque favorece el drenaje del líquido que se acumula junto a las células grasas (edema) y porque ayuda a dar tensión a la piel y disimular el efecto de tabicación. Sin embargo, el ejercicio físico no conseguirá eliminar el origen del problema que son estos septos fibrosos.

El aumento de peso y la edad son factores que influyen en la celulitis

El aumento de peso y la celulitis están relacionados. Cuanto más engorde la mujer más grasa se depositará en estas zonas y la celulitis será más evidente. No obstante, al ser un problema estructural, puede darse el caso de una mujer relativamente delgada que presente cierto grado de celulitis aunque tenga poca grasa acumulada.
La edad influye bastante porque la tersura de la piel juega un papel importante en cuanto al aspecto de la celulitis. La flacidez de la piel que ocurre con el paso del tiempo puede hacer más evidente la estructura de la grasa subyacente que una piel bien tersa.