Una de las principales preocupaciones que suelen aparecer cuando una persona se plantea una cirugía estética es el hecho de la visibilidad de las cicatrices.

A pesar de que con un correcto procedimiento y cuidado, las cicatrices serán prácticamente invisible a simple vista, existen casos en los que ésta queda más marcada, adquiere una apariencia estraña e incluso puede llegar a doler.

Entonces, ¿de qué depende una buena cicatrización tras una operación de cirugía estética?

El aspecto final de una cicatriz depende de muchos factores aunque el más importante es la capacidad regenerativa del paciente. También influirá el tipo de piel el tipo de operación de cirugía estética, la localización de la cicactriz, la edad de la persona, su estado de salud, hábitos como el tabaco o el alcohol, etc.

Averigua como será la cicatriz antes de la intervención de cirugía estética

Antes de la intervención de cirugía estética el especialista deberá explicarte que tipo de incisión practicará y donde se situarán las cicatrices para que puedas hacerte una idea previa.
En las operaciones más demandadas como la blefaroplastia, la liposucción o el aumento de pecho las cicatrices suelen ser mínimas y están estrategicamente situadas para que éstas queden escondidas.

Debemos tener en cuenta que es mejor no realizar esfuerzos excesivos y sobretodo debemos evitar la exposición al sol para evitar que la cicatriz tras la cirugía estética adquiera un color oscuro y se note más.