La silueta del mentón es uno de los rasgos faciales más predominantes. La cirugía del mentón modifica la forma y proporción de esta parte de la cara para conseguir un rostro armonioso. En este post veremos las distintas técnicas con las que trabajamos, siempre buscando la máxima naturalidad.

El procedimiento más habitual es el aumento del mentón (mentoplastia) mediante la implantación de una prótesis. En este caso, realizamos una incisión dentro de la boca, entre el surco de la encía y el labio inferior. Otra opción puede ser realizar un pequeño corte por debajo del mentón.

El uso de la grasa propia del paciente también se utiliza en la cirugía del mentón, con resultados permanentes. Otra alternativa es el adelantamiento de una parte del hueso de la mandíbula.

Si, por el contrario, lo que se desea es disminuir el mentón, la intervención servirá para lijar el hueso o hacer una sección en él. Al igual que en la mentoplastia, la incisión se realiza dentro de la boca.

A la hora de plantearse una cirugía de mentón, es muy importante hablar con el/la paciente sobre las expectativas reales que se pueden conseguir con la intervención. Por eso, si estás pensando en mejorar tu aspecto con la cirugía del mentón, pídenos una cita, te mostraremos imágenes de antes y después y resolveremos todas tus dudas.

Dr. Vicente Paloma