Las operaciones de cirugía estética son seguras si los profesionales son los adecuados.

En la actualidad se está consiguiendo que las operaciones de cirugia estetica sean muy seguras siempre y cuando el paciente elija a un buen cirujano plástico que trabaje con el respaldo de una buena clínica con todas las instalaciones necesarias y que cuente con un buen equipo de apoyo, es importante contar con buenos profesionales anestesiólogos.

Aun así, la cirugía estética es una intervención quirúrgica y como tal tiene riesgos que debes conocer.

Pese a todo, estamos hablando de una intervención quirúrgica donde pueden existir riesgos pero aún así, la probabilidad de que surja una complicación grave es muy baja. Es obligación del paciente realizar un preoperatorio correcto y del cirujano valorar al paciente y ver si existe alguna contraindicación o patología que imposibiliten realizar la intervención.

A pesar de todo es indudable que para el paciente puede generar un cierto nerviosismo el enfrentarse a una operación quirúrgica. Este nerviosismo e incluso temor es muy comprensible y justificado.

El cirujano que realiza la operación de cirugía estética tiene que saber trasmitir al paciente lo que puede esperar de al intervención.

Por otra parte uno de los peores temores del cirujano plástico es el miedo a que el paciente no se acepte tras la intervención. Es una de las tareas del cirujano hacer comprender al paciente qué puede esperar tras la operación de cirugía estética y que existe un periodo que incluso puede alargarse varios meses para que el paciente pueda percibir el resultado perseguido con la intervención de cirugía estética. De ahí la importancia de conseguir del paciente que tenga capacidad de comprensión y la paciencia necesaria, de no conseguir esto incluso podría desembocar en una depresión psicológica por parte del paciente.

Antes de someterte a una operación de cirugía estética tienes que conocer bien a el cirujano y fiarte de él.

Por ello, antes de la cirugía estética,  la confianza del paciente con su cirujano ha de ser completa. El cirujano debe saber trasmitir esta confianza al paciente que debe percibir que está en buenas manos y que existe una buena comunicación. Incluso la relación entre médico y paciente debe ser parecida a las relaciones personales, a veces hay buena sintonía y otras no. Por eso es bueno visitar a 2 ó 3 cirujanos antes de decidir, así si existe una buena comunicación entre paciente y cirujano, todo comenzará con buen pie.

Bookmark and Share