“Mi madre luchó contra el cáncer durante casi una década, y murió a los 56 años. Vivió el tiempo suficiente para ver al primero de sus nietos y para mantenerlo en sus brazos. Pero mis otros hijos nunca tendrán la oportunidad de conocer y experimentar cómo era ella”.

Así comienza el artículo, titulado ‘Mi elección médica’ y publicado en ‘The New York Times’, en el que Angelina Jolie revela que se ha sometido el pasado mes de febrero a una doble mastectomía para prevenir el cáncer.

La actriz, de 37 años, se sometió a una mastectomía subcutánea bilateral y a una reconstrucción inmediata con implantes de silicona. Éste también es el método que preferimos debido a sus excelentes resultados.
En su caso, esta intervención se ha realizado por ser portadora de un gen que aumenta la probabilidad de padecer un cáncer de mama en un 87% (gen BRCA1).

Sin duda, la mastectomía profiláctica es una elección adecuada para todas aquellas mujeres que tengan unos antecedentes claros de cáncer de mama familiares, y unos estudios genéticos que indiquen un alto riesgo de padecer la enfermedad, como es su caso.

La cirugía no es complicada y obtiene unos resultados bastante buenos. No obstante, los resultados visibles no son comparables a una mama a la que se le han puesto prótesis por motivos estéticos. En los casos oncológicos la prótesis de mama está debajo de la piel y eso hace que sea más artificial.

La actriz y directora afirma: “Me siento fortalecida por la difícil decisión que he tomado, pero en ningún caso se ve disminuida mi feminidad”, asegura. “Para todas las mujeres que lean esto, solo espero que las ayude a conocer sus opciones”, añade.

Nosotros le queremos trasladar nuestro apoyo y alabar su valentía y determinación en su elección.

Fuentes:
The New York Times, 14 de mayo de 2013. My medical choice by Angelina Jolie

El País, 14 de mayo de 2013

El Mundo, 14 de mayo de 2013