Liposucción, abdominoplastia y aumento de pecho, las más demandadas ante el buen tiempo

La llegada del sol y del buen tiempo desencadena un renovado interés hacia las operaciones de cirugía estética y es en estos meses previos al verano cuando se suele producir un considerable aumento del volumen de las operaciones de cirugía estética realizadas. En estas fechas, tras las primeras visitas a la playa o a la piscina, es habitual la demanda de intervenciones de cirugía mamaria como el reducción o aumento de pecho, la cirugía abdominal (abdominoplastia) y las liposucción.

La naturalidad como tendencia en cirugía estética

Por otra parte, las últimas tendencias en el campo de la cirugía estética están avanzando cada vez más hacia la naturalidad en contraposición a los excesos de épocas pasadas. Cada vez más se demanda la naturalidad, la proporción y la armonía, incluso a la hora de realizar una operación de aumento de pecho muchas mujeres buscan que no se note el paso por el quirófano. Actualmente las mujeres empiezan a escoger implantes más naturales y pequeños, con un volumen adecuado a su fisonomía y muy alejado del gusto anterior por las tallas excesivamente grandes e incluso desproporcionadas.

Como ha afectado la crisis a la cirugía estética

Como en el resto de las actividades económicas, la crisis ha motivado un descenso en la cantidad de operaciones estéticas realizadas pero el sector de la cirugía estética es muy resistente gracias a que se mantiene alta la demanda, el principal problema es la dificultad de los pacientes de acceder a la financiación que antes ofrecían los bancos y ahora deniegan.

Y es que seguimos siendo uno de los países líderes a nivel mundial en número de operaciones estéticas realizadas y actualmente ya no se relaciona la cirugía estética exclusivamente con los famosos y las estrellas de cine sino que las operaciones estéticas son demandadas por grandes sectores de la población e incluso cada vez más por los hombres.

Bookmark and Share