Gracias a las últimas innovaciones técnicas es posible recrear una mama muy similar a la no extirpada en su forma, características e incluso textura. Incluso actualmente es posible y deseable, realizar la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama para evitar cualquier posible trauma psicológico para la paciente. Sin embargo, cerca del 72% de las mujeres que han sufrido una mastectomía no se someten a una operación de reconstrucción de mama, un porcentaje altísimo si lo comparamos con los datos de otros países europeos.

La reconstrucción de mama no afecta al tratamiento ni a la recuperación tras la extirpación.

Y es que aunque parezca increíble, la reconstrucción mamaria sigue siendo una gran desconocida para la mayoría de las mujeres que padecen un cáncer de mama y muchas de estas pacientes tienen la idea equivocada que la reconstrucción de mama pueda afectar a su recuperación o a la detección futura de posibles lesiones. Una percepción totalmente errónea pues está comprobada que la reconstrucción no afecta ni a la curación de la enfermedad ni a la detección de posibles nuevos cánceres.

 La reconstrucción mamaria en la misma intervención quirúrgica que la mastectomía evita traumas psicológicos.

Actualmente se está consiguiendo detectar antes el cáncer de mama y en muchos de estos casos incluso se está optando por proceder a la reconstrucción mamaria en la misma intervención quirúrgica que la mastectomía, con esto evitamos a la paciente posibles traumas psicológicos al verse la mama amputada. En algunas ocasiones no podemos proceder a este procedimiento debido al tratamiento que deben seguir determinadas pacientes tras la amputación, pero el ideal es la reconstrucción inmediata. Con la operación de reconstrucción mamaria se consigue recrear una mama con todas sus características y mejorar la calidad de vida de la paciente al no tener que utilizar rellenos externos y poder realizar una vida completamente normal.

¿Por qué solo el 10% opta por la reconstrucción en el momento de  la mastectomía?

Y sin embargo se calcula que menos de un 10% de las pacientes optan por someterse a la cirugía de reconstrucción en el momento de la extirpación de la mama. Un porcentaje muy bajo que puede deberse en algunos casos por falta de información de la paciente mastectomizada que debe ser informada correctamente sobre la posibilidad de someterse a una reconstrucción.
La reconstrucción inmediata exige el trabajo conjunto y coordinado del cirujano que extirpa la mama y el cirujano plástico, por ello es importante elegir un centro médico con las mejores instalaciones y el mejor equipamiento técnico y humano. Hay que añadir que actualmente las técnicas de cirugía reconstructiva son cada vez menos agresivas y logran resultados más naturales, la última innovación es la utilización de tejido de la propia paciente para reconstruir el pecho.
Bookmark and Share