La última tendencia en aumento de pecho

La utilización de grasa autóloga como relleno en el aumento de pecho es la última tendencia en operaciones de mama con un resultado muy discreto y  con menos complicaciones  que el que se logra con prótesis. El lipofilling es un procedimiento quirúrgico de cirugía estética que permite aumentar el volumen de una parte del cuerpo utilizando la grasa conseguida por una liposucción. Como relleno mamario puede utilizarse para el aumento de pecho o bien como reconstrucción mamaria tras una mastectomía.

El lipofilling, técnica para el aumento de pecho con mejores resultados que las prótesis

El lipofilling constituye la mejor alternativa a las prótesis ya que nos proporciona un resultado natural y carece de todas  las complicaciones propias de un implante. Además la paciente se beneficia de una liposucción en el mismo procedimiento que usamos para obtener la grasa.

El postoperatorio es más corto y menos restrictivo que en la cirugía protésica de aumento de pecho,

pero también tiene algún inconveniente, como que sólo se pueden obtener  incrementos de volumen muy discretos (de unos 200 gramos) y no todas las pacientes tienen grasa suficiente como para ser candidatas para realizar esta técnica de cirugía estética.

Se está perfeccionando la técnica de aumento de pecho con grasa autóloga

Actualmente estamos investigando la incorporación de factores de crecimiento para conseguir que los injertos no se reabsorban y sean permanentes. Este método se realiza extrayendo grasa a través de una liposucción de una zona donante -por ejemplo del abdomen o las cartucheras- y luego se inyectan en las mamas. Antes de proceder a ello, este tejido debe lavarse y purificarse para asegurar que se degrade el menor porcentaje posible.

Para ayudar a mantener el máximo volumen a largo plazo, estamos añadiendo plasma rico en factores de crecimiento, de esta forma conseguimos que hasta un 80% de la grasa inyectada pueda permanecer inalterada de por vida.

El objetivo de estos trabajos de investigación en cirugía estética es conseguir sustituir, en un futuro, los implantes artificiales por unos naturales hechos con grasa de la propia paciente.