La Medicina Estética una rama de la medicina tan importante como cualquier otra.

Dentro del mundo de la medicina, la Medicina Estética, y más concretamente la cirugía estética, ha sido considerada como una especialidad menor, banal o de poca importancia. Nada más lejos de la realidad.

El realizar diariamente el trabajo con rigor, seriedad y  aplicando los avances de conocimiento científico en cirugía estética permite obtener importantes resultados que dan gran satisfacción al paciente y al médico.

El secreto de la cirugía estética es dar la dignidad y la importancia que se merece al hecho de poder corregir pequeñas imperfecciones que suponen grandes mejorías en cada persona.

No todo el mundo precisa los mismos tratamientos de cirugía estética ni la misma forma de aplicarlos; de ahí la importancia del  diálogo con el paciente, el conocimiento de su tipo de vida, sus preocupaciones, sus expectativas para con la cirugía estética, para aconsejar aquello que supondrá el máximo beneficio a cada persona en particular.

La cirugía estética no solo aporta mejoras físicas.

Personalmente, el practicar la medicina estética, me aporta diariamente grandes satisfacciones porque no hay nada tan gratificante como el ver salir de la consulta a una persona algo más feliz que cuando entró.