Novedades en cirugía estética.

Con frecuencia acuden a nuestra clínica tanto hombres como mujeres que, entrados en la década de los 40, nos preguntan cómo mejorar la flaccidez incipiente, la calidad de la piel o la pérdida de grasa facial.
Desde hace un tiempo, tras la aparición en el mercado de microcánulas o agujas con punta roma, venimos aplicando los rellenos habituales mediante estos utensilios.
Esta aplicación nos permite restaurar volúmenes y dar tensión en la zona tratada sin precisar cirugía estética, sin tiempo de recuperación y de una forma muy natural y acorde con las facciones propias del paciente.
A esta técnica novedosa y exitosa, la hemos bautizado con el nombre de lifting químico,  por su efecto tensor, por la utilización de geles de relleno como material infiltrado y por sus excelentes resultados. La posibilidad de hematomas existe pero es inferior que con la técnica previa y la persona puede incorporarse de forma inmediata a su vida habitual.
Si bien es ideal para personas entre 40-55 años, el resultado es también correcto  en personas de mayor edad. De hecho tenemos pacientes de más de 70 años y francamente satisfechas.
Sin duda, la utilización de los mejores materiales y las técnicas más novedosas permiten optimizar todos los resultados.