Hoy en día la Liposucción es una de las intervenciones más habituales en cirugía estética, junto con el aumento de pecho y la blefaroplastia. Ante una liposucción las pacientes suelen tener una serie de dudas y preocupaciones que tenemos muy presentes  gracias a nuestra experiencia y que hoy quiero exponerte. Cuando una paciente se enfrenta a una liposucción es porque  desea esculpir su figura, eliminando grasa de zonas muy concretas de su cuerpo.

Alineando las expectativas de una liposucción

Tanto para la paciente como para el cirujano la clave consiste en alinear las expectativas, esto es entender perfectamente que es lo que desea conseguir la paciente y hacerle entender donde están los límites reales tanto a nivel de características de su piel como de su estructura ósea. Si conseguimos llegar a ese acuerdo intermedio – alineación de expectativas- el éxito en una liposucción está garantizado.

La flacidez y las irregularidades como principales preocupaciones ante una liposucción

Cuando se practica una liposucción, al extraer grasa, el volumen que queda es menor y es aquí donde tiene una importancia primordial la elasticidad de la piel del paciente. Dependiendo de esta capacidad, el cirujano, sobretodo gracias a la experiencia que aporta el haber realizado un gran número de liposucciones, detecta los primeros síntomas que indican  “que estamos llegando al límite”. La pericia del cirujano para saber cuando hay que parar de extraer grasa condicionará totalmente los resultados evitando o consiguiendo los temidas irregularidades y flacidez. Saber cuando estamos llegando al límite es otra gran clave que sólo se aprende con la experiencia de los años, ya que además la piel de cada paciente es diferente.

Sólo sabremos hasta donde poder llegar en una liposucción en la misma intervención.

Aunque también gracias a la experiencia del cirujano podemos acercarnos en un 90% a lo que vamos a conseguir , como estimación previa a la intervención, sólo en el transcurso de la misma conoceremos done está el límite y por tanto cuando hay que parar.

Las 3 claves del éxito de una liposucción

El volumen a extraer, la edad del paciente y la elasticidad de su piel son las 3 claves para conseguir el éxito en una liposucción.

  • Respecto al volumen, como he explicado anteriormente, el cirujano debe saber hasta donde puede llegar para que el resultado sea óptimo.
  • La edad de la paciente nos va a condicionar también la elasticidad de su piel; a más edad en principio menos elasticidad.
  • Y finalmente la propia elasticidad que es el factor que condicionará a su vez el límite de volumen a extraer.

De hecho se trata de una combinación de los 3 factores y sobretodo de la pericia del cirujano para identificar el momento en que hay que dejar de extraer. La cirugía estética es una combinación de técnica y arte; y aquí es donde la experiencia de un cirujano plástico puede marcar la diferencia.