Las cirugías estéticas son cada vez más frecuentes, y las celebridades suelen ser la inspiración para muchas personas a la hora de someterse a un tratamiento quirúrgico para cambiar el aspecto de alguna parte de su cuerpo.

Según un informe de la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos, las cirugías estéticas de la parte superior del brazo han aumentado en un 4000% el año pasado. Entre los brazos más solicitados por los clientes están, los de la primera dama Michelle Obama y los de Jennifer Aniston, mientras que los de Jessica Biel, Kelly Ripa, y Demi Moore también se encuentran entre los más pedidos.
Cuando pensamos en el cuerpo perfecto gimnasio, es probable que la imagen que nos venga a la cabeza sea la de unos bíceps torneados, hombros redondos y antebrazos tensos.

Cualquier buen programa de entrenamiento con pesas requiere dedicar tiempo a la zona de los brazos, al menos uno o dos días a la semana. Pero a veces, los resultados simplemente no aparecen y  no importa cuánto te esfuerces. ¿Por qué?

 

¿Focalizas tu ejercicio en los bíceps?

Si bien este grupo muscular es importante,  recuerda que hay que trabajar los tríceps y antebrazos para lograr un efecto tonificado y harmonioso en todo el brazo.

¿Tienes  grasa localizada en los brazos?

Por lo general los depósitos de grasa que no desaparecen con el ejercicio y la dieta son más comunes en las caderas, el estómago, los muslos o las nalgas, pero los brazos también pueden verse afectados por este molesto problema. Afortunadamente, la cirugía estética puede ayudar. Los procedimientos de liposucción pueden eliminar estas bolsas de grasa, lo que ayuda a adelgazar tu cuerpo de manera más uniforme.

La edad y la pérdida de elasticidad, ¡nuestros contrincantes!

A medida que envejecemos, la piel comienza a ceder. Esto sucede debido a que el efecto de la gravedad en el cuerpo se incrementa con el paso tiempo, pero la pérdida rápida de peso también puede causar el exceso de piel que cuelga. Una vez más, una cita con un cirujano estético puede revelar cómo este problema puede ser atendido quirúrgicamente. Muchas personas optan por combinar un lifting de brazos con la liposucción para bajar el brazo mientras se mantiene la piel firme.

Fuente : Plastic Surgery News y El País