Hoy quería hablaros de la liposucción y del candidato ideal a someterse a este tipo de operación.

¿Que es la liposucción?

Lo primero que hay que dejar claro que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que es una operación quirúrgica de cirugía estética destinada a corregir aquellas zonas corporales en las cuales persisten cúmulos grasos muy difíciles de quitar con las típicas dietas y el ejercicio diario. Con la liposucción se puede eliminar la grasa acumulada de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, etc. La operación se realiza normalmente con anestesia epidural e ingreso de 8 Horas. En algunas ocasiones se puede realizar anestesia local y sedación. En casos muy concretos es necesaria la anestesia general. Siempre se tiene que realizar la operación en un quirófano y con todas las garantías.

¿En qué consiste la liposucción?

La técnica consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial. Tras la operación se pone una prenda de presión en la zona tratada y hasta un mínimo de tres meses no se podrá apreciar completamente los resultados.

Requisitos de los pacientes aptos para la liposucción

Los pacientes ideales para este tipo de operaciones son aquellas personas con un buen estado de salud, estabilidad psicológica y que poseen un peso normal pero que tienen retenciones de grasa en áreas localizadas, como por ejemplo caderas, muslos o abdomen. Otro factor clave para un buen resultado de la liposupcción es poseer una piel firme y elástica para que se adapte de forma idónea al nuevo contorno, aunque el exceso de piel se puede retirar mediante un procedimiento quirúrgico. Es la calidad de la piel y su posibilidad de readaptarse al nuevo volumen lo que nos pone límite a la cantidad de grasa que podemos extirpar.

¿Qué pacientes que no deberían someterse a una liposucción?

La liposucción no estará recomendada para pacientes que se han sometido recientemente a una intervención quirúrgica en la zona a tratar, tampoco es recomendable para personas que padecen problemas cardíacos, respiratorios o que tienen una mala circulación. Hay que dejar claro que la liposucción elimina volumen pero no soluciona problemas de flacidez ni de celulitis (Piel de naranja) es una operación que mejora la apariencia del paciente y la confianza en uno mismo. Un aspecto clave en este tipo de operaciones una fluida comunicación entre el médico y el paciente para poder transmitir al personal médico las aspiraciones y el resultado esperado o querido por el paciente siempre y cuando sean expectativas realistas.

Resultados de la liposucción

Resumiendo, la liposucción es una técnica muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal al paciente. Con un mantenimiento basado en una dieta adecuada y una práctica periódica de ejercicios físicos es posible conseguir unos resultados permanentes. La gran mayoría de los pacientes están contentos con los resultados obtenidos tras la operación y alcanzan un mayor grado de satisfacción son su cuerpo.

Más información en el siguiente enlace: liposuccion Barcelona