Rejuvenecimiento facial. Nueva técnica de cirugía estética

El Dr. Rod J. Rohrich, del UT Southwestern Medial Center de Dallas, Texas, es uno de los cirujanos plásticos más reconocidos de los Estados Unidos y por ende del mundo entero, y uno de los responsables del desarrollo y avance de una nueva técnica de cirugía estética de estiramiento facial. Su éxito se debe a nuevos conocimientos sobre la manera como envejece la cara. La nueva técnica quirúrgica se basa en el relleno de compartimentos donde la cantidad de grasa ha disminuido debido a la edad. Esta actuación supone un avance en el campo de la cirugía estética en este tipo de operación, cuyos resultados hasta hace poco daban un aspecto poco natural a la cara. Ahora se consigue que la cara tenga un aspecto más joven y natural, por lo que algunos prefieren llamar a la operación “rejuvenecimiento facial”, en lugar de “estiramiento facial”.

 En que consiste este nuevo procedimiento de cirugía estética.

El procedimiento empieza con un análisis detallado de la cara de la persona, incluyendo asimetrías y sutilidades que dan a cada rostro un aire único. Por su parte, el paciente provee al médico con una fotografía tomada diez años atrás. Es entonces cuando se usa un mapa facial computerizado para crear un plan operacional para el “rejuvenecimiento facial” que incluye una técnica de estiramiento de piel menos agresivo que antaño, acompañado del relleno de las cavidades de la grasa desaparecida. 

 Cómo se realiza el rejuvenecimiento facial

La forma como se realizaba esta operación anteriormente obedecía a la creencia de que el envejecimiento de la cara era debido a un paulatino debilitamiento de sus músculos, que provocaba la progresiva caída de la piel. Como consecuencia, los cirujanos plásticos buscaban el remedio en un estiramiento de piel, lo que provocaba esa apariencia poco natural tras la intervención, además de que la piel tenía tendencia a volver a caer con el tiempo.

La nueva técnica cirugía estética surgió a partir de que Rohrich y otros cirujanos plásticos observaran que los rellenos cosméticos daban a la cara un aspecto más joven.

También observaron que los procedimientos de cirugía estética como el de elevar y mejoras la forma de las mamas caídas no tenían un efecto tan duradero como cuando eran acompañados de implantes que ayudaban a sostener la estructura del pecho. Entonces descubrieron los compartimentos donde se acumula la grasa, debajo de la piel, y que se vacían progresivamente con la edad. El resultado ha revolucionado la técnica quirúrgica del “estiramiento facial”.