Recientemente la Agencia Española de Medicamentos y Productosa Sanitarios (AEMPS) ha recomendado dejar de utilizar un tipo de ácido hialurónico, llamado Macrolane para el aumento de pecho.
Este tipo de relleno de alta densidad se utiliza además para el relleno de defectos de partes blandas como en el aumento de glúteos o de pectorales en el caso de los hombres.
El problema de este tipo de relleno está en que al hacer una mamografía, éste distorsiona la imagen obtenida ocasionando problemas en su lectura. En ocasiones el relleno se encapsula, provocando la aparición de quistes que interferirán en la exploración física, evitando un control eficaz en la detección precoz del cáncer de mama.
Es por este motivo por el cual se recomienda no utilizar Macrolane para el aumento de pecho, mientras que su uso en otras partes del cuerpo sí es segura.