Me estoy encontrando con pacientes a las que hace años, en los albores de los 37-38 años, les hice un aumento de pecho con prótesis, los clásicos casos que habían tenido hijos que habían dado lactancia , que se les había bajado el volumen y descolgado un poco el pecho. En estos casos decidimos colocar unas prótesis. Con los años y con los cambios hormonales como puede ser la menopausia, 15 años después algunas pacientes se encuentran que han cogido peso, con alteración hormonal y se ven el pecho más grande de lo que ellas desean, ya no están cómodas.

 

j

¿Qué alternativas tenemos entonces?

  1. la retirada de prótesis sin más……pero el pecho se cae porque ese tejido ya ha cedido ante un nuevo volumen.
  2. la retirada de prótesis unida a una mastopexia o elevación del pecho (pero con cicatrices).
  3. la retirada de prótesis unida a una mastopexia o elevación de pecho aprovechando para extraer grasa de otras partes del cuerpo en las que sobra para poder rellenar el polo superior dando un mejor aspecto a las mamas, un aspecto más natural y sobretodo que no quede tan vació una vez retiradas las prótesis.

En este tercer caso conseguimos además mejorar la estética con una liposucción de otras partes del cuerpo, las partes donantes,  de las cuales vamos a aprovechar la propia grasa para inyectarla en las mamas. Es una cirugía de la cual las pacientes quedan muy satisfechas ya que solucionamos 2 problemas en una sóla intervención.

Para más información sobre retirada de prótesis con mastopexia y lipofilling puedes acceder a nuestra web o bien contactar con nosotros para lo que necesites.

Dr. Vicente Paloma