En este espacio procuramos siempre tratar cuestiones generales dirigidas a cualquier persona que esté pensando en someterse a una intervención de cirugía estética, pero esta semana tenemos grandes novedades que compartir, y queremos hacerlo aquí en el blog:

La consulta de cirugía estética y reparadora del Dr. Vicente Paloma acaba de adquirir el más moderno de los sistemas de imágenes 3D que existen en el mercado. Se trata de VECTRA X3, de la compañía norteamericana Canfield.

La tecnología se ha convertido en algo fundamental para la cirugía estética, y el uso que de ella hacemos los profesionales, marca sin duda las diferencias. Por un lado, ya se está extendiendo el uso de las nuevas tecnologías para potenciar y mejorar la comunicación entre paciente y cirujano (lo que hace que sea mucho más fácil resolver dudas o aclarar conceptos). Y por otro, la tecnología se está integrando directamente en la propia práctica de los especialistas, lo que nos permite realizar intervenciones de cirugía estética cada vez menos agresivas e invasivas. 

Se podrá observar los resultados de una intervención de cirugía estética antes de entrar a quirofano.

Pero sin duda, esa gran revolución viene de la mano de las nuevas tecnologías que nos van a permitir predecir, con un margen de error muy pequeño, qué resultados se obtendrán en cada intervención de cirugía estética y  reconstructiva, antes de entrar al quirófano. Esto, hasta ahora, era imposible.

 Rinoplastia y aumento de pecho las principales beneficiadas de está técnica pionera.

Pero hoy ya es una realidad gracias a esta innovación. El equipo que acabamos de adquirir nos aporta una visión tridimensional (que aún no se utiliza en ninguna otra clínica de cirugía estética de la península) que captura imágenes a color con una resolución ultra alta asegurando una definición con gran nitidez, incluso de los detalles más pequeños. Captura imágenes tanto del rostro como del cuerpo, y nos permite conocer, con una precisión de un 95% cuál será el resultado final tras la intervención, especialmente en aumento de pecho y en rinoplastia.

Sin duda: una auténtica revolución. Y una satisfacción para nosotros poder contar con esta gran innovación, que marcará un antes y un después en la cirugía estética y reconstructiva y en beneficio para el paciente.