La otoplastia es una buena solución para aquellos hombres que sienten que sus orejas son desproporcionadas o sobresalen demasiado de su cabeza. Con la cirugía de orejas se consigue reposicionar las orejas prominentes, comúnmente conocidas como “orejas de soplillo” a una posición más normal, más pegadas a la cabeza; y reducir el tamaño de las orejas grandes.

Leer más