La flaccidez cutánea en los brazos es común en las mujeres a lo largo de los años debido a la pérdida de elasticidad cutánea y tono muscular. Esto se traduce en la caída de los tejidos del brazo dando el aspecto ‘deflacionado’ y envejecido. La pérdida de peso también está relacionada con este problema.

Estamos programados genéticamente para tener diferentes acumulaciones de grasa en diferentes áreas y para algunas mujeres, los brazos siempre han sido un área problemática. Con una dieta adecuada y ejercicio, la liposucción puede ayudar a refinarlos. Otras pueden optar por una cirugía de brazos o braquioplastia, cuando hay buena cantidad de piel suelta presente con elasticidad.

La cirugía de brazos o braquioplastia

El objetivo de la cirugía de brazos es conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo.

La intervención quirúrgica es sencilla. Se aplica anestesia general y se realiza una incisión en la parte superior del brazo, siempre en la cara interna. La forma y ubicación de la incisión varía según cantidad de piel que se debe extraer. En los casos más complejos, es posible que el corte se extienda desde la axila hasta el codo y sobre el lado del brazo que está junto al cuerpo. El cirujano hará la incisión curva o en forma de Z, para que la cicatriz se disimule.

Si deseas más información puedes contactar con nosotros y te aclararemos cualquier duda que puedas tener .

Dr. Vicente Paloma