Un  reciente estudio,  publicado en la revista Psychological Science Clínica, ha investigado los efectos psicológicos de la cirugía estética  en aproximadamente 550 pacientes. Los pacientes demostraron un mayor placer por la vida, satisfacción y autoestima después de que su aspecto físico hubiera sido tratado quirúrgicamente a través de cirugía estética.

Este estudio,  refuerza y confirma los beneficios de la cirugía estética

sobre el bienestar  emocional de las personas, uno de los pilares en los que se asienta nuestra filosofía y la de todos los profesionales que trabajamos en la clínica de cirugía estética.

La cirugía estética y otros tratamientos estéticos no deben cambiar tu personalidad. Sin embargo, sí pueden mejorar tu apariencia, corregir algo que personalmente puede ser molesto, y a su vez contribuir a menudo en una mayor confianza y autoestima.

 

Fuente: *Well-Being From the Knife? Psychological Effects of Aesthetic Surgery. Jürgen Margraf, Faculty of Psychology, Ruhr-University Bochum, Universitätsstrasse